se fueron ellas primero
Ecuador Italia Ni de aquí ni de allí Podcasts Tercera Temporada

T3E4: Se fueron ellas primero – Mujeres y migración

Estás escuchando la tercera temporada de ‘Ni de aquí ni de allí’, un podcast de historias de migrantes e hijas e hijos de migrantes latinoamericanos en Europa.

Esta temporada es una adaptación de la tesis de maestría sobre la migración ecuatoriana en Italia de Cynthia Campoverde. Puedes encontrar la transcripción de este episodio y sus referencias bibliográficas en (nideaquinidealli.com). Encontrarás este y otros enlaces de interés en las notas del episodio.

La recepción del primer episodio de esta serie tiene el doble de escuchas de lo habitual. ¡Muchísimas gracias! Déjanos un comentario en ivoox, una valoración en Spotify o una reseña en Apple Podcasts para que más gente pueda encontrarnos. 

En este episodio, Cynthia nos hablará sobre la experiencia migratoria de las mujeres ecuatorianas en Italia. El caso italiano es particular en tanto que la migración que recibió fue mayoritariamente femenina. Cynthia nos explicará las razones de porqué fue así y de sus implicaciones.


Hola a todos soy Cynthia y seguimos con el segundo episodio de la historia de la migración de ecuatorianos en Italia. Como dijimos en el primer episodio tenemos que ver 3 puntos fundamentales en este episodio:

–   ¿Por qué las mujeres son favorecidas en el mercado de trabajo italiano?

–   El rol de las mujeres en la familia migrante

–   ¿Porque llegan a activar procesos de reunificación familiar?

Pero antes de iniciar quiero darles una pequeña base de lo que dice la literatura académica sobre la familia latinoamericana y ecuatoriana en general. Esta es una visión de estructuras familiares y es útil para nuestro análisis en cuanto veremos la evolución del rol de la mujer.

La estructura cultural familiar dominante reconocida mayormente lleva al modelo de tipo jerárquico- patriarcal, el cual impone una clara división en los roles y deberes familiares. En esta visión, el liderazgo  familiar recae en  los hombres. Como consecuencia  en la relación de pareja se genera una desigualdad de poder, en donde el hombre se beneficia de su poder sobre la mujer y los hijos.

Este tipo de dominación es comúnmente aceptada y tiene mayor fuerza dado que el hombre es “quien trae el pan a casa”. La legitimación del hombre como cabeza de la familia nace gracias a su independencia económica. En esta visión de la familia es responsabilidad del hombre el sostenimiento familiar, como consecuencia,  el hombre tiene acceso  a la esfera de relaciones y responsabilidades públicas y la mujer, al contrario, le corresponde la esfera privada con deberes y responsabilidades domésticas como la crianza  y cuidado de los hijos. 

En las últimas décadas este modelo ha cambiado  gracias al ingreso en el mercado del trabajo por parte de las mujeres latinoamericanas, tanto de clases sociales bajas como de clases medio-altas.

Las mujeres de las clases medio-altas, gracias a una progresiva escolarización y a la obtención de títulos universitarios y de grados superiores, han podido acceder a roles profesionales más cualificados, algo que no es más difícil  para las mujeres de las clases populares.

Estas últimas encuentran frecuentemente trabajos relacionados con el ámbito doméstico como por ejemplo amas de casa o limpiadoras. No obstante, es interesante destacar que las trayectorias de las mujeres de diferentes clases se unen en un punto: el modelo cultural familiar no es diferente y ambas categoría  viven en un plano secundario en la propia familia.

En esta estructura familiar el rol de la migración cambia profundamente el panorama familiar por que, como hemos dicho anteriormente, son las mujeres ecuatorianas las que llegan primero a Italia.

¿Por qué las mujeres son favorecidas en el mercado de trabajo italiano?

La respuesta es “care shortage y care-drain”, es decir, que en la estructura familiar italiana a  la mujer también se le encarga la  “crianza de los hijos y el cuidado de los familiares”. Sucede también que en Italia la entrada de la mujer italiana en el mercado laboral pone en crisis este modelo “patriarcal”. De este modo, conciliar trabajo y deberes familiares al mismo tiempo se vuelve muy difícil. Es aquí donde las mujeres extranjeras encuentran un lugar en Italia, es decir “reemplazan” a las mujeres italianas en las actividades a las que no pueden dedicarse por los horarios de trabajo.

Así pues, se llama “care shortage” a la incapacidad de las familias de ofrecer el “cuidado” por falta de tiempo y energía.

Se llama care drain: al uso de mano de obra extranjera para llenar este vacío.

El rol de las mujeres en la familia migrante

En nuestra breve introducción entendimos que el rol de las mujeres dentro de  la familia sigue siendo secundario. A pesar de que tanto las mujeres de clase alta como las de clase media-baja contribuyen ya activamente a la economía familiar. En esta situaciones pensemos por ejemplo en el rol de las mujeres que no tienen una independencia económica en este tipo de estructura familiar… ¡Es prácticamente como no tener voz!

Bueno en el caso de la migración con mujeres como primer migrante, la bibliografía presenta dos grandes grupos de proyecto migratorio: uno en donde la mujer sale del país por un proyecto migratorio familiar, es decir donde todos los componentes del núcleo están de acuerdo; el segundo es un proyecto individual donde mujeres viudas, separadas o sin familia deciden buscar una nueva vida en un nuevo país. Todos los proyectos migratorios son muy interesantes y analizaremos el primero porque nos interesa entender el cambio en el interior de las familias antes y después de la migración. El según proyecto migratorio lo veremos con más atención cuando conversemos de los jóvenes en el próximo episodio.  

En el proyecto migratorio de tipo familiar las mujeres de cualquier clase social salen del país con el respaldo moral y económico de la propia familia. Una vez que se establecen en el país de destino, en este caso Italia, suceden muchos cambios. Si la mujer en el país de origen era ya independiente económicamente y con un elevado grado de instrucción lleva adelante el proyecto migratorio familiar con el respaldo moral de los familiares en Ecuador. Este grupo de mujeres casi siempre tienen vínculos matrimoniales en Ecuador. .

En caso de mujeres con una educación básica, y en relaciones de pareja o matrimoniales conflictivas, la migraciòn se presenta como una vía de escape  de una situación opresiva. Más aún cuando existía dependencia económica en la relación, es decir, que estas mujeres no trabajaban antes de migrar.

En este grupo particularmente la migraciòn da independencia y más aún invierte el rol del “breadwinner”, si al inicio dijimos que eran los hombres los que tenían que sustentar el núcleo familiar, ahora son las mujeres que se convierten en “female- breadwinner” y adquieren una mayor importancia. Esto crea aún más conflictos en relaciones ya difíciles antes de la migración, en la que el hombre no está dispuesto a ceder su rol de “cabeza” de la familia. Se crean así muchas separaciones.

En esta situación de negociaciones de los roles del hombre y la mujer en el caso de migraciones encabezadas por las mujeres es inevitable una renegociación de los roles.

¿Por qué llevan a activar procesos de reunificación familiar?

 Bueno hay que puntualizar que no todas las olas migratorias encabezadas por mujeres deciden activar la reunificación familiar en Italia. Es algo típico de las olas migratorias latinoamericanas, en cuanto en Italia existen también otras olas migratorias provenientes de la Europa del Este siempre encabezadas por mujeres que no han creado procesos de reunificación familiar. Algunos expertos han dado la conclusión que la lejanía y la imposibilidad de regresar con frecuencia a visitar a los seres queridos hace nacer la necesidad de reagruparlos. Influye mucho también la edad de los hijos en este proceso de reunificación. Las madres latinoamericanas por lo general dejan siempre hijos menores de edad y la edad media de las madres a la llegada de Italia es bastante baja 30/40 años en comparación con las madres migrantes del este de Europa, que llegan con una edad de 40/50 años dejando hijos mayores.

Una de las características en este caso específico de reagrupación familiar de las madres migrantes es que ellas expresan en su mayoría desde el inicio la necesidad de continuar su figura de madres en la familia, sin importar la distancia.

Entonces nos viene inmediatamente la pregunta:

Pero ¿cómo pueden seguir siendo madres si no viven en el mismo país de sus hijos?

En estos casos son las madres latinoamericanas y ecuatorianas las que dan vida a una nueva forma de maternidad debido al alejamiento físico. Se llama “maternidad a distancia” o “maternidad transnacional”. Es aquí donde nacen muchas críticas de los intelectuales del sector y también por parte de la misma familia, es decir que es socialmente difícil aceptar que sea la madre la que sale de su hogar en busca en futuro mejor para su familia, es algo que va en contra de la figura de madre con la que la sociedad nos hace crecer. Para muchos las madres “abandonan” sus hijos.

Las madres tratan mediante de los medios de comunicación de seguir en contacto con sus hijos y la forma de comunicación con ellos evolucionará, así como evoluciona la tecnología. Es decir que al inicio en los años 2000/2004 era muy común que en Italia todas las madres migrantes se reunieran los fines de semanas en las famosas “cabinas telefónicas” porque al momento era el medio de comunicación más eficiente. Es ahí donde muchas de ellas encuentran conforto y donde nace un sentimiento de comunidad, no es importante la nacionalidad, son todas madres y todas están allí por hablar con sus hijos y familiares. Después de las cabinas llegan las tarjetas telefónicas y así hasta la llegada de Whatsapp. En general la frecuencia de las comunicaciones se debe a los horarios de trabajos y a la evolución de la tecnología. Antes del 2005 eran menos frecuentes y eran por lo general solo llamadas, pero gracias a la tecnología la frecuencia aumenta hasta crear una relación de comunicación cotidiana. Así también son importantes el envío de fotografías, de cartas y de videos de los momentos importantes en la vida de los hijos. Todo esto tiene una inmensa importancia para las madres, que en algunas narraciones de vivencias personales suelen crear pequeños altares en los departamentos con las fotos de los hijos.

La maternidad a distancia está compuesta por muchos sentimientos contrastantes: una gran afectividad y también un gran sufrimiento, un sentimiento de responsabilidad y nostalgia. Las madres manifiestan su rol de breadwinner con los envíos de las famosas “remesas” y con los regalos que envían a los hijos para tratar de hacer entender que la razón por la cual están lejos es por darles un mejor porvenir.

Al interno de este grupo de madres migrantes hay un grupo aún más frágil y es el de las madres migrantes solas. Ellas tienen en sus espaldas todo el núcleo familiar del país de origen es decir son el único y solo breadwinner, y más aún tienen que seguir cubriendo el rol de madres para sus hijos con todo lo que implica una relación madre-hijo a distancia.

En el próximo episodio veremos los siguientes tres puntos:

–   Con quién se quedan los hijos de las madres migrantes caregivers y cómo funciona el ricongiungimento familiare

–   La relación madres e hijos antes y después  

–   La llegada de los hijos a Italia


Bibliografía

  • A cura di :Roberta Cipollini, Valeria Bernabei, Loredana Ceccacci e Mary Fraire: Stranieri, Percezione dello straniero e pregiudizio etnico. Prefazione di Enzo Campelli.
  • Elena Besozzi , Maddalena Colombo , Mariagrazia Santagati, Giovani stranieri, nuovi cittadini, FrancoAngeli.
  • Valentina Bugli, Luca Meola e Matteo Milanesi, Milano latina. Giovani latinoamericani alla prova della metropoli
  • A cura di Ambrosini, M. & Molina, S, Seconde generazioni. Un’introduzione al futuro dell’immigrazione in Italia, Torino: Fondazione Giovani Agnelli,2004.
  • A cura di Ambrosini, M. & Boccagni, P. (2004), L’inserimento delle donne immigrate nel mercato del lavoro e nei servizi di cura, Trento, Progetto Equal Promo Care, 2004.
  • Herrera, G. (2005), Work and social reproduction in the lives of Ecuadorian domestic workers in Madrid, saggio per la International Conference on Migration and Domestic Work in Global Perspective, The Netherlands Institute for Advanced Studies, Wassenaar, May 26 – 29.
  • Lagomarsino, F. (2006), Esodi ed approdi di genere. Famiglie transnazionali e nuove migrazioni dall’Ecuador, Milano: FrancoAngeli.
  • Kyle D. (2000), Transnational Peasants: Migrations, Networks and Ethnicity in Andean Ecuador, Baltimore: Johns Hopkins University Press.
  • Migrazioni femminili verso l’Italia: tre collettività a confronto Andreea R. Torre, Centro Studi di Politica Internazionale.
  • Zigmunt Bauman, La società dell’incertezza, Il Mulino, 1999.
  • Hall, A. (2005), “Globalised Livelihoods. International Migration and Challenges for Social Policy: the Case of Ecuador”, Arusha Conference, New Frontiers of Social Policy – December 12- 15, 2005
  • Tognetti Bordogna M., Ricongiungere la famiglia altrove, in “ Adultità”, n.11, 2000
  • Murer B., Giovani di frontiera. I figli dell’immigrazione., ISMU, Milano, 1994 5 Esparragoza M.E., Guayaquil…Italia, in Fravega E., Queirolo Palmas L., Classi Meticce, Carocci, Roma, 2003
  • A cura di Favaro G., Bambini e ragazzi ricongiunti, in Tognetti Bordogna M., Le famiglie dell’immigrazione. I ricongiungimenti familiari. Delineare politiche attive. Fondazione Cecchini Pace, dicembre 2000
  • Torrealba Orellana R., Migratory movements and their effects on family structure: the latinamerican case
  • S. Bedogni, Minori stranieri tra disagio e integrazione nell’Italia multietnica, L’Harmattan Italia, 2004

0

¡Hora de comentar!